viernes, 23 de junio de 2017

CREMA FRÍA DE COCO A LA PIMIENTA







Como habréis deducido por el título no es un postre, aunque bien podría serlo si no añadimos sal ni pimienta. La receta la vi en Directo al Paladar, la llamaban sopa, pero aunque he puesto menos cantidad de miga de pan y de coco y más agua cuando se enfría queda bastante espesa, por ese motivo la he llamado crema. Sin duda es refrescante y rica. El consejo era servirla acompañada de aguacate y jamón. Yo he optado por el jamón solamente, un buen jamón de Embutidos Plácido Sánchez de Quintanar de la Orden (Toledo), empresa casi centenaria que ha sabido unir los métodos tradicionales de producción con técnicas y maquinaria moderna para que la calidad y sabor de sus productos no se resienta y podamos disfrutar de unos jamones y embutidos ibéricos con total garantía.


INGREDIENTES: (2 personas)

  • 40 grs. de miga de pan
  • 10 grs. de zumo de limón
  • 50 grs. de coco rallado Amandín
  • 25 grs. de aceite de oliva virgen extra
  • 200 ml. de agua
  • sal
  • pimienta blanca molida
  • jamón ibérico de cebo Embutidos Plácido Sánchez


PREPARACIÓN:

Remojamos bien la miga de pan y la trituramos junto al coco rallado, el zumo de limón, el agua, sal y la pimienta blanca. Añadimos el aceite y emulsionamos. Si queremos una crema menos espesa podemos añadir más cantidad de agua. Tened en cuenta que al enfriar se vuelve más densa.

Reservamos en la nevera y la servimos con un poco de jamón troceado.

Debemos sacar el jamón de la nevera con anterioridad y dejarlo a temperatura ambiente, lo saborearemos mucho mejor.

Feliz verbena para quien la celebre, cuidado con los petardos. Una copa de cava o de otra bebida alcohólica para acompañar la coca está bien, sin pasarse, pero tened precaución y no conduzcáis, en carretera toda atención es poca.

Buen fin de semana!!



jueves, 22 de junio de 2017

PICANTE MARINERO





La receta de hoy es del chef peruano Gastón Acurio. Hace un tiempo salió publicada en la versión digital de La Vanguardia y mi marido cuando la vio me la pasó. La guardé, al fin le ha llegado su momento. He elegido el salmón para elaborar la receta y el pimiento triturado que él empleaba lo he sustituido por una mermelada de pimiento asado.
Es una receta muy completa, un plato único que podemos acompañar de una ensalada y fruta.

Los huevos empleados son Bio, de la Granja Virgen del Rosario, empresa preocupada en llevar a nuestras mesas los huevos frescos y de calidad puestos por sus gallinas que disfrutan del máximo bienestar y son alimentadas con los mejores piensos a base de cereales cultivados en sus propios campos. Podemos seguir su trazabilidad entrando en su web, introduciendo el código de barras que viene en la caja y así obtendremos todos sus datos. Su lema es "De la gallina a tu mesa".


INGREDIENTES: (2 personas)

  • 2 rodajas de salmón escocés Loch Duart D'Elite
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cebolla
  • 1 cucharada de ajo molido
  • 1 o 2 cucharadas de mermelada de pimiento asado picante Mercadelta
  • cayena seca
  • 1/2 cucharada de curry amarillo
  • 1/2 cucharada de curry rojo
  • caldo de marisco o de pescado
  • 2 patatas
  • gambas peladas
  • 2 huevos Bio de Granja Virgen del Rosario
  • hojas de menta fresca


PREPARACIÓN:

Es una receta con un sabor un poco picante, pero podéis adaptarla a vuestro gusto que quede menos picante, se puede suprimir la cayena, poner menos cantidad de curry, etc.

Pelamos la cebolla y la sofreímos en el aceite, añadimos el ajo molido, la mermelada de pimiento, una cayena pequeña, el curry amarillo y el curry rojo. Vertemos el caldo, unos 300 ml. Cuando hierva retiramos la cayena.

Agregamos las patatas peladas, lavadas y troceadas, el caldo deberá cubrirlas, si es necesario añadimos un poco más de caldo. Tapamos y cocemos hasta que empiecen a estar tiernas.

Incorporamos el salmón y las gambas. Probamos de sal, si está soso echamos una poca. Tapamos y dejamos hacer unos minutos.

Pasado este tiempo, ponemos encima del pescado los huevos sin cáscara, volvemos a tapar y dejamos otro par de minutos para que la clara cuaje. Si queremos podemos añadir un poco de cayena troceada.

Servimos con unas hojas de menta por encima.

Buen provecho!!! Probadlo que está riquísimo!!!



miércoles, 21 de junio de 2017

PAN DE AVENA







Da un poco de pereza encender el horno, pero luego cuando comes el pan que has horneado te olvidas de las altas temperaturas. Entre un pan de molde y un pan clásico, fácil de hacer, si empezamos a hacerlo a las 8 de la mañana lo tendremos listo a la hora de la comida. La receta la vi en el blog Un pedazo de pan. Una vez hecho pesó 785 grs. 

Soloinfusiones me envió sus cuatro nuevas variedades de infusión que están buenas tanto en caliente como en frío. Estarán a la venta sólo en esta época, pero la que más guste también se podrá adquirir el resto del año.

La que más nos ha gustado en casa es "Besos del Trópico" con hierbabuena, pasas, coco, mango, piña, limón, lemongrass y manzana. Las otras infusiones son: "Dulce Canasta de Frutas" con manzana, papaya, mango, melocotón, escaramujo, pasas, fresas, hojas de mora, cerezas, frambuesas y girasol; "¡Oh, las Flores!" con manzana, escaramujo, limón, lavanda,naranja, pasas, piña, caléndula y malva y "Caricias de Verano" con  manzana, escaramujo, naranja, canela, hibisco, pasas, piña y vainilla. Unos refrescos muy sanos y sin sumar calorías.


INGREDIENTES: 

  • 350 grs. de harina blanca de trigo
  • 150 grs. de harina integral de avena
  • 350 ml. de agua
  • 15 grs. de miel de castaño El Cortijuelo
  • 10 grs. de levadura fresca
  • 7,5 grs. de sal


PREPARACIÓN:

En un cuenco grande mezclamos las dos harinas con la sal, hacemos un hueco en el centro donde ponemos la levadura disuelta en el agua tibia y la miel. Mezclamos bien y amasamos hasta que sea una masa elástica.

Dejamos que fermente tapada hasta que doble su tamaño, aproximadamente 1 hora, si hace frío puede tardar más y si hace calor seguramente necesitará menos tiempo.

Desgasificamos la masa con suavidad y le damos forma de rectángulo, cerrando los extremos hacia el interior como si fuera un tríptico. Sellamos haciendo presión. Ponemos dentro del molde, el mío mide 26 x 10 x 6 cms. con la parte del sellado hacia abajo.

Dejamos que fermente dentro del horno apagado hasta que la masa sobrepase el borde.

Horneamos en el horno precalentado a 200º unos 40 minutos aproximadamente hasta que veamos que la superficie está dorada. 

Dejamos que enfríe 5 minutos, sacamos del molde y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Y ya tenéis un rico pan que al menos dura tierno hasta casi 24 horas después, no he podido comprobar si se mantiene durante más horas, no le dimos tiempo.