miércoles, 4 de mayo de 2016

ENSALADA TIBIA DE CALÇOTS






La Calçotada es un plato típico de Valls en la comarca del Alt Camp (Tarragona) y otras poblaciones cercanas, aunque cada día es más fácil encontrar los calçots en los mercados de poblaciones más alejadas y muchos son los restaurantes que ya los preparan. Cuando se habla de celebrar una Calçotada lo normal es que esta sea al aire libre con amigos o familiares, lógicamente los calçots con su salsa están presentes, pero también se asan carnes, butifarras, alcachofas, en fin, es una fiesta gastronómica para disfrutar de principio a fin y un imprescindible para comer los calçots sin mancharse es utilizar un babero. 

El calçot es un producto estacional de invierno que podemos encontrar hasta principios de la primavera, pero ahora si nos apetece comer calçots en otra época del año podemos adquirirlos envasados en tarros de cristal, un pack cuya envoltura es un babero y contiene los calçots por un lado y la salsa por otro, sin ensuciar nuestra cocina, nos lo ofrece en primicia la empresa Sent La Terra.

He decidido recrear una típica Calçotada en forma de ensalada, haciendo la butifarra y las alcachofas a la plancha, estas últimas ya cocidas de Alcachofas Cynara, en Alimentaria pude conocer en persona a Mª Carmen y Pilar (me alegré mucho de ponerles cara) que no dudaron en darme las explicaciones sobre sus productos. También hubo cata de aperitivos hechos con alcachofas, todos riquísimos.


INGREDIENTES: (2 personas)

  • 1 bote de calçots en conserva Sent la Terra
  • 1 bote de salsa para calçots Sent la Terra
  • lechuga
  • 1 butifarra fresca
  • longaniza de Puig Fitó
  • 1 bote de fondos de alcachofa Cynara
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal


PREPARACIÓN:

Lavamos, secamos y troceamos la lechuga.

Hacemos la butifarra a la plancha. 

Mientras escurrimos los fondos de alcachofa y los calçots y los pasamos por la plancha, vuelta y vuelta.

En una bandeja ponemos la lechuga, aliñamos con un poquito de aceite y sal. Encima vamos colocando la butifarra troceada, los fondos de alcachofa y los calçots.

Regamos con la salsa para calçots y alrededor ponemos la longaniza cortada en rodajas. Puede servir de plato único perfectamente.

Buen provecho!!


martes, 3 de mayo de 2016

EMPANADA DE CALABACÍN Y QUESO AZUL








Llevaba días sin hacer una empanada y en la nevera tenía unos calabacines con los que quería hacer una crema, de repente se me ocurrió que podía hacer una empanada con ellos, pero como el calabacín no es un ingrediente con mucho sabor lo mezclaría con queso azul, un ingrediente con más personalidad. Acierto total!!!
El queso empleado es el Blau de Jutglar de Reixagó, de pasta blanda, un queso cremoso. con el típico sabor de los quesos azules, pero no demasiado fuerte, para todos los paladares. Formatges Reixagó elabora sus quesos de forma artesana con leche cruda de sus propias vacas, alimentadas de forma natural y sana. Sus diferentes certificados de calidad nos garantizan un producto con pleno sabor en el que podemos confiar.


INGREDIENTES MASA: (3 personas)

  • 1/2 vaso grande de vino blanco
  • un poco menos de 1/2 vaso de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 sobre de levadura tipo Royal
  • harina de media fuerza nº 3 de Farinera Coromina (la que admita)


INGREDIENTES: RELLENO:

  • 1 calabacín mediano
  • queso Blau de Jutglar de Reixagó
  • 1 huevo para pintar


PREPARACIÓN:

En un cuenco grande mezclamos el vino, el aceite, la sal y la levadura. Vamos añadiendo harina poco a poco hasta obtener una masa manejable. No pongo la cantidad de harina ya que según tipo y marca puede necesitar más o menos, es mejor ir echándola poco a poco.

Lavamos y secamos el calabacín. Lo rallamos o cortamos en láminas finas según nuestras preferencias. Lo salteamos con un poco de aceite para que pierda el agua y no nos ablande la masa. Salamos ligeramente.

Dividimos la masa en dos partes.

Estiramos con el rodillo una de las partes. le damos forma redonda o rectangular y la colocamos sobre la bandeja del horno forrada con papel de hornear.

Ponemos el calabacín encima sin llegar a los bordes y cubrimos con el queso azul cortado en láminas. La cantidad de queso a nuestro gusto, yo puse bastante porque me gusta mucho, pero podéis poner la cantidad que creáis adecuada a vuestros gustos.

Estiramos la otra parte de la masa y tapamos con ella el relleno, cerrando bien todo alrededor para que el relleno no se salga. Hacemos un agujero en el centro a modo de chimenea. Pintamos toda la superficie con huevo batido.

Horneamos en el horno precalentado a 200º unos 30 minutos aproximadamente, hasta que esté dorada. El tiempo dependerá del grosor de la masa y de vuestro horno.

Espero que os animéis a hacerla y os guste tanto como a nosotros.



lunes, 2 de mayo de 2016

CHARLOTA DE CHOCOLATE








Una tarta para los amantes del chocolate, quizás las fotos no le hacen mucha justicia de lo rico que está, me costó un poco que los bizcochitos se aguantaran bien, posiblemente debería haberlos cortado por la mitad ya que el relleno no era tan abundante, pero bueno ya lo sé para la próxima ocasión que la haga porque el sabor estaba buenísimo.
Los bizcochitos llevan incorporadas pepitas de chocolate, son de Galletas Angulo que empezaron en el año 1946 elaborando galletas de modo artesanal en casa, con el tiempo han incorporado el uso de nuevas tecnologías, siempre usando materias primas de la máxima calidad porque para la familia Angulo solo hay una manera de hacer las cosas y es hacerlas bien. Cuentan con certificaciones de calidad IFS V.6. Otros de sus productos son los Bizcochos secos, los Bizcochos al huevo, los Bizcochos sin azúcares añadidos y los Bizcochos integrales.


INGREDIENTES:

  • 1 paquete de bizcochos Sancho Panza con pepitas chocolate Angulo
  • 100 grs. de chocolate puro artesano cacao 72% Marcos Tonda
  • 1 tacita de licor de café
  • 200 grs. de nata para montar
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 hoja de gelatina 


PREPARACIÓN:

En un cazo calentamos la nata, disolvemos el chocolate en ella y añadimos el azúcar y el licor de café. Si van a comerlo niños podéis cambiar el licor por una tacita de café. Cocinamos a fuego lento unos minutos que espese un poco.

Hidratamos la hoja de gelatina en agua durante 5 minutos. Escurrimos y añadimos al cazo, desleímos bien. Apagamos el fuego y agregamos la mantequilla, mezclamos y dejamos que enfríe un poco.

Forramos con papel de horno un aro de emplatar de 13 a 15 cms. ponemos una capa de bizcochos en el fondo y vertemos un poco de la crema de chocolate, vamos poniendo los bizcochos alrededor con mucha paciencia pues cuando parece que los tienes colocados se cae uno y los demás detrás. Vertemos el resto de la crema y dejamos en la nevera unas horas para que cuaje.

A la hora de sacar del molde lo hacemos con cuidado retirando primero el molde y luego el papel y adornamos a nuestro gusto.
Con una pala ancha podemos pasarlo al plato de servir.